Trufiturismo

martes, 03 de julio de 2018

A través del Trufiturismo Ismael consigue rentabilizar su explotación agraria propiciando además beneficios para otros sectores como puede ser el del turismo y hosteleria . Un aliciente más para una zona tan necesitada
de iniciativas innovadoras.
El mundo de la trufa es un gran desconocido para la mayoría del público. Una vez puesta en marcha la plantación de Mariana, Ismael decide aprovecharla para dar a conocer todo lo relacionado con la truficultura. A través la marca “Mariana Natura”, este joven agricultor organiza, durante los meses de recolección de la trufa (de diciembre a marzo), visitas guiadas a grupos que quieren aprender algo más sobre este hongo.

Grupos reducidos de personas amantes de la naturaleza y con curiosidad por aprender, tienen la oportunidad de recoger ellos mismos las trufas de Ismael ayudados por su dos perros.

Primero en la explotación de Mariana, más tarde en plena naturaleza, en un coto privado al que Ismael tiene alquilada la explotación trufera. En este caso se trata de conocer cómo se recoge la trufa silvestre, la que está escondida en pleno bosque de la zona de Uña.

En esta segunda parte de la visita se tiene la oportunidad de ver cómo ha sido la recolección tradicional de este hongo. También cómo la trufa silvestre cada vez es más escasa por la falta de lluvias.

Las visitas guiadas de Mariana Natura concluyen con una degustación de platos elaborados con este apreciado condimento.

A través del Trufiturismo Ismael consigue rentabilizar su explotación propiciando además beneficios para otros sectores como puede ser el del turismo. Un aliciente más para una zona tan necesitada de iniciativas innovadoras. Mariana Natura no se limita al Trufiturismo.

También ha puesto en marcha el alquiler de pequeños huertos para que las personas que quieran cultivar sus hortalizas y no dispongan de terreno tengan una opción.

En el futuro, Ismael Sanz pondrá en marcha nuevas propuestas relacionadas con la agricultura, el medio ambiente, el desarrollo sostenible y, en definitiva, la creación de riqueza y empleo.